El Museo Malye Korely Arquitectura Antigua al Aire Libre

El museo malye korely arquitectura antigua al aire libre

El primer museo al aire libre de Rusia que se basó en investigaciones históricas, etnográficas y de arquitectura previas fue el Museo Malye Korely. Este sitio está ubicado a 25 km de Arkhangelsj, a orillas del río Dvina y cerca de la villa que le da su nombre, Malye Korely. Abrió sus puertas por primera vez en 1975, cuando aún faltaba un tiempo para la caída de los soviéticos.

La idea de este museo es preservar la arquitectura folclórica, inimitable, para las futuras generaciones de rusos. Mostrar, enseñar, cómo era la vida cotidiana de un pueblo del norte de Rusia. Por eso hay alrededor de 100 edificios, casas y almacenes, todas construcciones de entre los siglos XVII y XX, sobre un amplio terreno de 140 hectáreas. Hay iglesias de troncos, campanarios que se elevan al cielo, molinos de viento, talleres y hogares por doquier. Una memoria viviente, eso es lo que son.

El museo está dividido en distintos sectores y cada uno está arreglado según el modelo de una aldea rusa norteña. Así, cada sector es un fragmente de una aldea y los seis sectores reflejan las características típicas de este tipo de asentamientos en la región: está el sector Kargopol-Onega, el Mezen, el Pinega y el Dvina por ejemplo. El primero tiene una plaza rodeada de edificios entre los que sobresale una iglesia de 1669 y un campanario original. El segundo refleja la arquitectura típica de la región noreste, más fuerte, con más troncos, caracterizada por casas de seis paredes, muy decoradas.

Leer  Volar en Globo en Rusia

Finalmente, en el sector Pinega se refleja la arquitectura típica de la cuenca del río Pinega, el mayor tributario del Dvina. Las casas aquí se construían mirando al sur, los baños estaban delante y las casas se agrupaban en grupos pequeños y sobre pilares altos, para evitar que se metieran dentro los ratones. Y en el sector Dvina es donde se concentra la mayor cantidad y diversidad de construcciones. Una plaza está rodeada de una iglesia del siglo XVII, con estilo barroco y muchos iconos, hay siete molinos de viento, casas particulares y una amplia colección de campanas.

Actualmente, llegan hasta aquí más de 100 mil personas y el museo no solo les abre esta ventana al pasado, sino que les brinda espectáculos folclóricos, los pasea en carros y ofrece otros entretenimientos.

Destacado

Putin. El poder visto desde dentro (Memorias y biografías

Seguir Descubriendo

El rastro de los rusos muertos (FUERA DE COLECCIÓN Y ONE

El nuevo zar: Ascenso y reinado de Vladímir Putin (

Entender la Rusia de Putin. De la humillación al