Los Huevos de Pascua Rusos un Clasico

Los huevos de pascua rusos un clasico

No hay mejor símbolo de la vida que el huevo. El huevo, sea cual sea, es la cuna de la vida, el origen, la mejor metáfora y la mejor realidad y esto es así desde hace miles de años. Han sido muchas las civilizaciones que lo han vinculado al nacimiento de la vida y en el caso de la religión rusa por excelencia, el cristianismo ortodoxo, siempre ha sido el máximo símbolo de la Pascua, una de las fiestas rusas más importantes.

Los huevos de Pascua rusos son huevos coloreados y básicamente se distinguen dos tipos: los huevos pisaknki y los huevos krashenki. Los primeros son los mas usuales y están bellamente decorados con dos, tres y hasta cuatro colores distintos. Los segundos tienen un sólo color y ninguna decoración.

La tradición rusa indica que llegada la Pascua la gente devota se entrega mutuamente estos huevos coloreados y si vamos más atrás en el tiempo una costumbre popular antigua indicaba que los huevos de Pascua se entregaban respetuosamente a la nobleza y a los boyardos.

Si bien los huevos naturales eran y son los más utilizados con el tiempo, también empezaron a circular huevos artificiales hechos con distintos materiales que duraban más, podían ser más enriquecidos y hasta podían convertirse en objetos de colección.

Así, para fines del siglo XIX, comienzos del XX, los huevos de Pascua rusos se habían convertido en un verdadero arte. Entre estos huevos valiosos estaban los huevos de porcelana que eran especialmente ordenados por los zares rusos a la Fábrica de Porcelana Imperial.

Leer  Viaje a Zlatoust al Sur de los Urales

Demás está decir que estos huevos no eran ni sencillos ni baratos y hoy son obras de arte. Por ejemplo, están los famosos “Huevos Faberge” elaborados entre 1885 y 1917. Se hicieron en total 50 y hasta nuestros días han llegado 42. Se trata de los huevos que la Casa Fabergé realizó principalmente para los zares Alejandro III y Nicolás II de Rusia aunque también figuran los huevos encargados para la familia moscovita Kelch. Oro y piedras preciosas son sus mejores decoraciones y por eso mismo estos huevos son sinónimo de lujo y nobleza.

Destacado

Putin. El poder visto desde dentro (Memorias y biografías

Seguir Descubriendo

El rastro de los rusos muertos (FUERA DE COLECCIÓN Y ONE

El nuevo zar: Ascenso y reinado de Vladímir Putin (

Entender la Rusia de Putin. De la humillación al